Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

15 de septiembre de 2012

La ayuda familiar también tributa


Lo último que espera cualquier ciudadano que quiera ayudar a salir del bache económico a sus seres más queridos es tener que pagar un impuesto. Por increíble que parezca, los donativos, las transferencias periódicas o cualquier aportación en forma de dinero a familiares o conocidos pueden convertirse en un «boomerang» con forma de impuestos difícil de evitar, aunque haya intentado ayudar a los suyos con la mejor intención del mundo.
Los apuros económicos por los que pasan numerosas familias lleva a quienes disponen de liquidez, como los jubilados, entre otros, a ofrecer dinero y sustentar a esa parte de la familia que lo está pasando mal. Pero, ¿conocen las consecuencias fiscales que tienen este tipo de transmisiones?
Si Hacienda descubre que ha realizado este tipo de operaciones puede alegar que se trata de una donación. Y a partir de ese momento, debería tributar por esa transmisión. Aunque es conveniente aclarar en qué casos se computa así y cuáles son las opciones con las que cuentan los contribuyentes.

Todo depende del contexto
Desde un punto de vista estrictamente legal, existe una donación cuando «se produzca la transmisión de la propiedad, usufructo o derecho real sobre un bien de una persona a otra sin que exista contraprestación a cambio», explica María Ángeles García, abogada de Arag especialista en derecho fiscal. En el caso del dinero en metálico, «no hay un mínimo legal a partir del cual no se considere una donación y, por tanto, no esté exento del pago del impuesto»,aclara.Sin embargo, al menos a efectos fiscales, no es lo mismo dejar un billete de 50 euros a un familiar que prestarle 5.000 euros.
Para determinar si existe donación, «depende de las circunstancias en las que se produzca y de la voluntad de los intervinientes», indica Isabel Gozalo, letrada del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE). Para determinar si hay o no una donación, debemos tener en cuenta «en qué situación se da» ese dinero; o «cuáles son las circunstancias y el contexto» en el que se produce esa transmisión.

El fisco también puede determinar que existe una donación cuando se realizan pagos periódicos a otra persona. En este tipo de casos, también hay que atender «al criterio del contexto en el que se producen», indica Isabel Gozalo. Porque no es lo mismo abonar la factura del colegio de los hijos mes a mes que transferir una cantidad concreta de dinero a un familiar que lo necesita durante todo el año. En el primer caso «no se lleva a cabo una donación, sino que se cumple con la obligación de educar a los hijos», aclara la experta Gozalo.


Consecuencias en las herencias  

Además de las consecuencias fiscales que puede tener este tipo de transmisiones de bienes, hay que analizar las repercusiones que estas operaciones implican de cara al futuro. Por ejemplo, no se debe olvidar que nadie puede dar ni recibir por donación más de lo que pueda dar o recibir por testamento hereditario.Si esto ocurre en vida, la donación podría ser declarada como «inoficiosa» y a la hora de repartir la herencia habría que revisar la donación en vida para que todos los herederos reciban lo que legalmente le corresponde.

Otra regla importante que no se debe obviar es que «siempre ha de quedar salvaguardado para el donante lo necesario para vivir en un estado correspondiente a sus circunstancias», explica Isabel Gozalo. Y es importante saber que no se pueden hacer donaciones de bienes futuros.Además de dinero en efectivo, lo que en otros muchos casos se transmiten son bienes inmobiliarios, para que determinados familiares con problemas económicos puedan disfrutar de una vivienda, por ejemplo, sin necesidad de comprarla en el mercado. De hecho, a pesar de la crisis económica, se ha mantenido el nivel de donaciones de viviendas y fincas. E incluso, los últimos registros mensuales han superado a los de los mismos periodos de hace cinco años.


Bonificiaciones autonómicas

A la hora de transmitir una vivienda, existen determinadas bonificaciones fiscales en lo relativo al régimen de donaciones, dependiendo de cada comunidad autónoma. Por ejemplo, en Andalucía, cuando la donación es de unos padres a un hijo (o viceversa), existe una reducción del 99 por ciento del importe de la base imponible. «Sin embargo, se tienen que cumplir determinados requisitos, como ser menor de 35 años y con un patrimonio limitado», explica María Ángeles García, de Arag.Además de Andalucía, otras comunidades han aprobado este año determinadas medidas fiscales que benefician a las familias que realizan donaciones, como en Baleares, Murcia y Canarias.


Plazos para declarar

Para evitar problemas futuros con Hacienda, si, una vez analizado el caso, considera que está realizando una donación, dispone de un periodo de 30 días hábiles desde la fecha de la transmisión ante la Consejería de Hacienda o Economía de su comunidad para liquidar el Impuesto de Donaciones. «Transcurridos cuatro años desde el término de este periodo la ley considera prescrito el derecho de la Administración a exigir el pago del impuesto», indica la abogada de Arag.Cuando lo que se realiza es la transmisión de un bien inmueble «es necesario y aconsejable formalizar la escritura pública», explica María Ángeles García. Sin embargo, cuando se trata de dinero en efectivo, «no sería necesario, a no ser que sea un requisito exigido por la normativa fiscal de su comunidad autónoma». De hecho, las donaciones de bienes muebles «pueden llevarse a cabo de forma verbal», indica Isabel Gozalo.
Recuerde que, en el caso del Impuesto de Donaciones, debe abonar este tributo quien recibe los bienes. Sólo existe una excepción para el donante en el caso del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Porque cuando lo que se transmite es un bien inmobiliario, el donante debe tributar por la ganancia patrimonial que se haya podido generar entre el valor de adquisición del inmueble y el valor que tiene en el momento de la donación.

Fuente: finanzas.com

No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar