Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

24 de julio de 2011

Los parados con beca no podrán rechazar un trabajo durante el curso

Las segundas becas-salario que ha creado el Gobierno para dar otra oportunidad a quienes abandonaron de forma prematura los estudios para trabajar en la construcción comportan una serie de obligaciones para los beneficiarios: la más notable es que no podrá “rechazar ofertas adecuadas durante el curso escolar para el que se le concede la beca”, según consta en el artículo 26 de la orden que regula estas ayudas, a las que ha tenido acceso este periódico.

Las llamadas becas de segunda oportunidad educativa van dirigidas a jóvenes de 18 a 24 años que lleven, al menos, dos años en el paro y ya no perciban prestación por desempleo; que su renta familiar no supere los 4.792 euros al año (75% del Iprem); que en el último curso no hubieran estado matriculados en alguna enseñanza y que tengan cargas familiares (hijos, parejas, personas dependientes...).

Se trata de una subvención al estudio con formato de sueldo mensual (cuatrocientos euros al mes durante diez meses) cuyo objetivo es el mismo que la primera beca-salario (la beca 6.000), es decir, luchar contra el abandono escolar temprano, que en Andalucía afecta al 37 por ciento de la población escolar.

La única diferencia es que, mientras la beca 6.000 pretende evitar que los jóvenes abandonen las escuela nada más terminar la ESO, la de cuatrocientos euros busca recuperar a aquellos que ya dejaron los estudios para trabajar en la construcción. De hecho, uno de los criterios para obtener estas ayudas es volver a matricularse en la etapa postobligatoria. Educación primará el retorno a Bachillerato o a FP con dos puntos, mientras que volver a la Secundaria sólo valdrá un punto.

Los criterios para obtener una de estas ayudas son importantes porque se aplicarán en el desempate, ya que por ahora la Junta ofertará sólo tres mil becas el curso que viene. Habrá una convocatoria pública y los aspirantes podrán solicitarlas a partir del 1 de septiembre.

Hay criterios económicos, familiares y académicos para optar a las ayudas. Por ejemplo, la puntuación máxima para la renta familiar es para el que no exceda de 1.597 euros al año (25 por ciento del Iprem). En cuanto a cargas familiares, puntuará más el que tenga cuatro personas a su cargo.

La beca está diseñada a imagen y semejanza de los jóvenes que dejaron la escuela para trabajar en la construcción, y que ahora, tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, tienen la oportunidad de retomar sus estudios. Pero la Junta no ha cuantificado cuántos jóvenes de entre 18 y 24 años parados y con hijos están en disposición de solicitar este tipo de becas. “El universo al que nos dirigimos vamos a empezar a definirlo ahora”, dijo ayer Moreno. Durante el curso pasado, 31.000 jóvenes en esa franja de edad (donde se concentra el abandono educativo temprano) se matricularon de FP, Educación de Adultos y Enseñanza de Idiomas, tanto en la modalidad semipresencial como a distancia.

El coste de las becas asciende a 12 millones de euros. Educación pretende articular esta medida con otras, como la creación del Instituto de Enseñanzas a Distancia (con docencia telemática y aulas virtuales) que permitirá duplicar la actual oferta de educación a distancia en ESO, Bachillerato y FP.

El primer curso habrá 667 plazas de Secundaria para adultos, 1.603 plazas para las tres modalidades de Bachillerato, 200 ciclos de FP superior (especialmente de Turismo), 1.500 de Inglés básico e intermedio y 550 de cursos de preparación a las pruebas de acceso a FP superior.



Fuente: diariojaen.es

No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar