Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

2 de mayo de 2010

Las ayudas a la vivienda apuntan este año a jóvenes parados, familias y mayores de 65 años

El Boletín Oficial de Castilla y León publicó ayer las líneas de ayudas a la vivienda en la Comunidad Autónoma.

Coincidiendo con esa publicación, el consejero de Fomento, Antonio Silván, esbozó las características de este grupo de ayudas que este año cuentan con una partida de 35 millones de euros, un 23 por ciento más que el año anterior en el que se situaron en 27 millones de euros. Este hecho demuestra, según apuntó Silván, que «a pesar de la crisis, la política de vivienda es una prioridad para el Gobierno de Castilla y León». En este punto destacó como objetivo el conseguir que todos los ciudadanos tengan acceso a una vivienda y, especialmente, los colectivos más desfavorecidos.

Cuatro son las novedades que incorpora la convocatoria de este año. La primera, la creación de una nueva ayuda para la compra de vivienda joven consistente en garantizar el pago de la hipoteca en el caso de que el joven pase a la situación de desempleo.

Hasta 600 euros por seguro
En este punto, fuentes de la Consejería señalaron a ABC que aunque la articulación de esta ayuda está aún por determinar con las entidades financieras, se pretende que la Junta corra durante dos años con los gastos de un seguro por desempleo (hasta un máximo de 600 euros) de forma que el joven que se vea abocado a esta situación tenga cubierta su hipoteca al menos por seis meses, si bien el periodo total están aún por determinar.

La segunda novedad va dirigida a las familias, ya que se incorpora como nueva actuación protegida la compra de viviendas libres que reúnan los requisitos de las viviendas de precio limitado para familias. En tercer lugar, se amplía el periodo subvencionable en el caso de las ayudas al alquiler, que pasa así a 15 meses frente a los doce de años anteriores. Además, se prolonga el plazo de presentación de solicitudes hasta el 30 de diciembre.

La última novedad se refiere a las ayudas a la vivienda rural, ya que se amplían los colectivos beneficiarios de una mayor subvención. Así, a los jóvenes y emigrantes retornados se unieron en 2008 las familias numerosas y familias con parto múltiple o adopción simultánea; en 2009 se incorporaron las personas dependientes o con discapacidad oficialmente reconocidas y ahora, en 2010, los mayores de 65 años, víctimas de violencia de género y víctimas de terrorismo, colectivos todos ellos que recibirán mil euros más de subvención si cumplen el resto de condiciones que les da derecho a una ayuda para la adquisición de una vivienda rural.

Las subvenciones por alquiler siguen siendo las que acaparan un mayor número de solicitudes. Van dirigidas a las personas arrendatarias mayores de 36 años y también jóvenes arrendatarios y puede llegar hasta el 40 por ciento del total de la renta anual. Un ejemplo práctico aportado por la Consejería refleja cómo una familia que pague un alquiler mensual de 500 euros recibiría una ayuda de 1.800 siempre que tenga unos ingresos inferiores a 3,5 veces el salario mínimo interprofesional (Iprem), con lo que la renta anual se rebajaría de 6.000 euros a 4.200.

Si además, pertenece a alguno de los colectivos desfavorecidos, como mayores de 65 años, familias monoparentales y numerosas, con parto múltiple o adopción simultánea, familias con discapacitados o emigrantes retornados, la ayuda subiría hasta los 2.900 euros. Por último, si se trata de un arrendatario de vivienda joven o vivienda de precio limitado para familias, víctima de de violencia de género o de terrorismo, la subvención ascendería a 2.400 euros, por lo que la renta final a pagar se quedaría en 3.600 euros.

Renta de emancipación
En cuanto a la Renta Básica de Emancipación, se amplía la fijada por el Ministerio, de forma que pasa de 210 a 240 euros, al tiempo que se amplía la horquilla de edad, ya que en el resto del Estado es de 22 a 29 años, mientras que en Castilla y León va de 18 a 36. Los beneficiarios deberán tener unos ingresos inferiores a los 22.000 euros anuales.

Por lo que se refiere a las ayudas a la compra, su objetivo es facilitar el acceso a la vivienda con dos líneas bien definidas: los jóvenes y las familias. En el primer caso, los beneficiarios deberán ser menores de 36 años y con ingresos inferiores a 3,5 veces el salario mínimo, entre otras condiciones. Podrán contratar una hipoteca por el cien por cien del valor de la vivienda (superficie útil de 70 metros cuadrados) gracias al aval de la Junta.

En el caso de las familias, la superficie útil se eleva hasta los 90 metros cuadrados, o los 120 si se trata de familias numerosas, y el salario mínimo a 3,5 veces. Las ayudas directas pueden llegar a los 18.000 euros.

También rehabilitación
Por último, en el caso de la vivienda rural se incluye tanto la autoconstrucción como la rehabilitación, además de la compra de vivienda construida nueva. Aquí no hay límite de superficie y los ingresos podrán llegar a 5,5 veces el Iprem.

La nueva convocatoria de ayudas coincide con la puesta en marcha de un nuevo portal de la vivienda, al que se accede a través de www.jcyl.es. En el se obtiene información sobre la cita previa, hay un simulador de ayudas y un apartado que bajo el título de «¿cómo va lo mío?» informa sobre el estado actual de un expediente.



Fuente: abc.es

No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar