Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

28 de septiembre de 2009

La píldora del día después sin receta y en cinco cómodos pasos

- A partir de hoy ya no será necesario que un médico nos la prescriba para poder adquiriarla.
- Los farmacéuticos estarán obligados a dar información a las mujeres que vayan a comprarla.
- Aunque la ley no permite la objeción de conciencia, más de uno se negará a venderla.


La píldora del día después ya está al alcance de todos. Sólo se necesitan unos 20 euros para poder comprarla en la farmacia. Nada de receta médica. Nada de tener que ir a un centro de Planificación Familiar a pedirla. Nada de esperar a que pase el fin de semana. La medida anunciada en mayo por la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, entra hoy lunes en vigor.

España se equipara así a Europa, donde 15 países la dispensan sin prescripción médica. Aunque después de casi cinco meses del anuncio estamos más que enterados del tema, igual hay algo que se nos queda en el tintero. Te damos las claves en cinco cómodos pasos.

Pero esto... ¿de qué va?

Recapitulemos. El pasado 11 de mayo, Trinidad Jiménez anunció la intención de poner en marcha esta medida con el "objetivo de facilitar el acceso a la anticoncepción hormonal de emergencia" para evitar así el aumento de embarazos no deseados. Se trata de un punto más de la Estrategia de Salud Sexual y Repoductiva del Sistema Nacional de Salud que está elaborando el Gobierno y que cuyo plato fuerte es la famosa reforma de la Ley del Aborto. Luego te hablamos de ella.

La medida, que (como todo) tiene defensores y detractores, elimina la necesidad de visitar un centro de planificación (en la mayoría de las ocasiones cerrados los fines de semana) para que te den allí la píldora o para que un médico te la recete y puedas comprarla en una farmacia, como pasa en la Comunidad de Madrid. Y es que a veces conseguirla era un auténtico peregrinaje. Todo un problema, según la titular de Igualdad, Bibiana Aído, ya que es un método anticopceptivo de emergencia y sólo funciona durante las 72 horas posteriores a la relación de riesgo.

¿Qué tengo que saber de la píldora?

Norlevo y Postinor —ésos son los nombres con los que te vas a encontrar la píldora del día después en la farmacia— son un anticonceptivo de emergencia, que sólo funciona en las 72 horas posteriores a la relación de riesgo. Además, su eficacia disminuye según pasa el tiempo. Es del 95% si se toma dentro de las primeras 24 horas. Baja al 85% en las 24 horas siguientes (es decir, de la 24 a la 48) y entre la 48 y 72 (momento a partir del cual deja de ser válida) se reduce al 58%.

Se trata de un medicamento compuesto por la hormona levonorgestrel, que inhibe la ovulación, dificulta la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide y, en el caso de que ésta se produzca, evita la implantación del óvulo fecundado en el útero. Según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no es una píldora abortiva ya que el embarazo comienza varios días después de la fecundación, cuando se produce la anidación del óvulo fecundado en el útero. Así no la debes confundir con la RU-486, que sí es abortiva y se utiliza, casi exclusivamente, para producir abortos de embriones de pocos días de vida.

Bajo la responsabilidad del farmacéutico

Vamos a ver. Si antes eran los centros de planificación familiar los encargados de facilitar la información sobre la píldora, su uso, sus efectos secundarios o qué hacer en caso de vómito o diarrea, ahora son los farmacéuticos los principales responsables. La información que reciban las mujeres correrá de su cargo. Para ello el Ministerio de Sanidad en colaboración con varios organismos ha elaborado un protocolo de actuación basándose en terceros países, especialmente los europeos. La idea es que puedan vender este medicamento a "todas las mujeres que lo necesiten" sin necesidad de preguntar su edad. Aunque sí recomiendan que si son menores, las manden a un centro de planificación. Además deberán facilitarles información sobre otros métodos anticonceptivos, el uso de la píldora y las enfermedades de trasmisión sexual a través de tres trípticos. El problema es que el material no ha llegado a todas las farmacias y algunas empezarán a dispensar la píldora sin poder dar esas información.

Aquí no habrá curso de formación como Gran Bretaña, tampoco va a haber que responder obligatoriamente al boticario preguntas incómodas ni sobre antecedentes familiares. Ni va a pasar como en Finlandia donde para garantizarse que es la propia interesada quien va a la farmacia y evitar que se trafique con estos medicamentos se les obliga a tomar el producto delante del farmacéutico. Algo parecido a lo que pasa en los centros de planificación de las Comunidades Autónomas donde se dispensa gratuitamente este medicamento como Galicia o Andalucía.

¿Puede un farmacéutico negarse a vendérmela?

La teoría dice que no, pero del dicho al hecho... Porque seguro que más de uno hará oídos sordos a esta medida y se negará a dispensarla. Basta recodar que nada más hacerse pública muchos profesionales invocaron su derecho a la objeción de conciencia para negarse a dispensar estos medicamentos. Pero esto no es como los preservativos, que algunas boticas rechazan vender amparadas por la ley. Los preservativos son productos sanitarios que se pueden adquirir no sólo en farmacias, también en otros establecimientos como gasolineras o supermercados.

Pero la píldora postcoital es otra cosa. Porque aquí sí que hablamos de un medicamento y aunque la ley no hace alusión a la objeción de conciencia, sí obliga a su venta. Según el artículo 84.3 de la Ley de de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, "las oficinas de farmacia vienen obligadas a dispensar los medicamentos que se les demanden tanto por los particulares como por el Sistema Nacional de Salud en las condiciones reglamentarias establecidas". En caso de que no sea así, la Federación para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) recomienda "poner una denuncia en el Ministerio de Sanidad, la Consejería, una organización de consumidores o el Colegio de Farmacéuticos", ya que esta negativa podría tener consecuencias sobre la salud de la mujer.

Y con el asunto del aborto... ¿Qué pasa?

El plato fuerte de la nueva Estrategia de Salud Sexual y Repoductiva del Sistema Nacional de Salud ya está en el horno. El Consejo de Ministros dio luz verde este sábado a la reforma legal cuyo siguiente paso será ir a Las Cortes. No ha habido cambios ni siquiera en el punto más polémico, el que permitirá a menores de 16 a 18 años abortar sin consentimiento paterno.

Congreso y Senado deberán aprobar ahora el texto que sustituirá a la ley de supuestos de 1985. La nueva pretende ser una ley mixta. Cualquier mujer mayor de 16 años podrá abortar durante las primeras 14 semanas de gestación. A partir de ahí, y hasta la semana 22, sólo podrán hacerlo las que cumplan dos supuestos: cuando su salud corra peligro o haya malformaciones fetales y así lo determinen los médicos.

Mientras partidos como ERC, BNG o Izquierda Unida han mostrado su apoyo al texto, el Partido Popular ya ha anuncido que votará en contra porque atenta contra un derecho constitucional que es el derecho a la vida. Por ello algunos de sus dirigentes, como Mayor Oreja o Juan José Güemes, asistirán a la manifestación antiabortista convocada para el próximo 17 de octubre en Madrid.



Fuente: soitu.es


No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar