Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

27 de agosto de 2009

Nueva ayuda para la inclusión social

Gipuzkoa crea una nueva prestación económica mensual para familias en situación de pobreza que quedan fuera del paraguas de la renta básica. La crisis ha duplicado la cifra de receptores del 'salario social' en el territorio.

La coyuntura de crisis que atraviesa Gipuzkoa ha sacado a luz numerosas realidades de pobreza en el territorio. Personas que viven solas con pensiones mínimas, familias que de la noche a la mañana ven reducidos sus ingresos a la mínima expresión, inmigrantes que pierden el empleo...

Las cifras no engañan. En un año, el número de perceptores de la renta de garantía de Ingresos (antigua renta básica) se ha duplicado en el territorio de Gipuzkoa. Si hace un año se beneficiaban 4.833 familias, en la actualidad la cifra de perceptores llega a los 8.010. En este contexto, hay quien incluso no llega a cumplir los requisitos de acceso a la renta de garantía de ingresos.

Pensando en esas realidades que quedan fuera del paraguas de dicha prestación, la Diputación de Gipuzkoa ha creado una nueva ayuda económica para la inclusión social. Se trata de una paga mensual destinada a aquellas familias en situación de pobreza que llevan menos de un año empadronadas en el territorio (la renta de garantía de ingresos tiene como requisito doce meses en el padrón). Se calcula que la prestación llegará a más de 300 familias en todo el territorio.

Asimismo, la nueva ayuda tiene un segundo grupo de población destinataria: los menores tutelados por la Diputación que, al cumplir la mayoría de edad, necesiten un respaldo en su proceso de emancipación.

«Distintos estudios realizados nos revelaban que existía un número de personas que quedaban sin cobertura en la renta de garantía de ingresos por no cumplir el requisito de un año de empadronamiento. Esta nueva ayuda, en cambio, exige seis meses de residencia», explica Itziar Usabiaga, directora de Prestaciones, Inserción y Empleo de la Diputación.

El perfil de beneficiarios son principalmente «unidades familiares de inmigrantes». La nueva prestación está destinada a hogares cuyos ingresos no superen el importe de la ayuda establecida en el decreto que la regula. La cuantía a percibir en el caso de unidades familiares unipersonales será del 80% de la actual renta de garantía de ingresos, es decir, 512,51 euros al mes durante un máximo de seis meses. Pasado este tiempo, al llegar al año de empadronamiento en Gipuzkoa, si sigue cumpliendo los requisitos de ingresos, el beneficiario pasaría a cobrar la renta de garantía de Ingresos, que asciende al 88% del salario mínimo interprofesional, es decir, doce mensualidades de 640,64 euros para una familia unipersonal.

Tanto en la renta de garantía de Ingresos como en la ayuda a la inclusión social la cuantía de la prestación aumenta dependiendo del número de personas a cargo en la familia.

«Con la nueva ayuda, estas personas acceden a una cuantía de ingresos, el 80% de la renta básica, seis meses antes de tener los requisitos para acceder a ella. Pasados esos seis meses, esas personas cumplirán entonces las condiciones de la renta de garantía de Ingresos y pasarán a cobrarla», añade Usabiaga.

La nueva prestación tiene una segunda orientación destinada a un «porcentaje de población pequeño», pero no por ello menos importante. Está pensada para «facilitar el proceso de emancipación» de los jóvenes que salen del entorno de protección de menores de la Diputación y que, al cumplir 18 años, tienen un proyecto de vida. La ayuda busca «prevenir situaciones de precariedad y de exclusión social».

Son jóvenes que, llegada la mayoría de edad, optan por vivir de forma independiente.

«Se les exigirá un convenio de inserción en el que se contempla un nivel de actividad, bien laboral o formativa». La ayuda se reconoce por seis meses ampliables hasta los 23 años «siempre que se sigan cumpliendo los requisitos del convenio de inserción». Llegada a esa edad, si todavía sus ingresos no son elevados, pueden acceder a la renta de garantía de ingresos, que se otorga a mayores de 23 años.

En los ayuntamientos
La nueva prestación está regulada por el decreto foral 29/2009 y empezará a ser efectiva a partir del próximo 21 de septiembre, un mes después de su publicación en el Boletín Oficial de Gipuzkoa. No obstante, los aspirantes pueden realizar ya las solicitudes en los servicios sociales de base de cada ayuntamiento. «Es una ayuda que venimos diseñando desde el año pasado. Estábamos esperando a que terminara de darse forma la Ley de Garantía de Ingresos del Gobierno Vasco -por el que se regula la renta de garantía de ingresos- para funcionar con arreglo a él en cuanto a condicionantes. De esta forma, las familias beneficiarias de la ayuda de inclusión social lo serán de forma automática de la renta de garantía pasados seis meses».


La prestación llegará a más de 300 familias y empezarán a recibirla a partir de septiembre

La ayuda busca también dar cobertura a la emancipación de los jóvenes tutelad
os

Beneficiarios:
Familias en situación de pobreza que no pueden acceder a la renta de garantía de Ingresos (antigua renta básica) por no llevar un año empadronadas en el País Vasco. Se exigen seis meses de residencia en GIpuzkoa. Además está pensada para ayudar en la emancipación de jóvenes tutelados.

Cuantía: Paga mensual que asciende al 80% de la renta de garantía de Ingresos, es decir, 512,51 euros al mes para unidades familiares unipersonales. La cuantía sube si la unidad familiar es mayo
r.




Fuente: diariovasco.com


No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar