Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

11 de agosto de 2009

La Junta adecúa 1.903 viviendas a las necesidades de personas mayores y con movilidad reducida

La Consejería de Vivienda invierte más de 2.770.000 euros en la provincia de Almería en el programa de Adecuación Funcional Básica.

El Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012, establece como una de sus líneas principales de acción, la rehabilitación de viviendas y edificios, teniendo como objetivo la consecución del mandato constitucional del artículo 47 sobre el derecho al disfrute de una vivienda digna y adecuada, en este caso mediante variados instrumentos de rehabilitación, lo suficientemente posibilistas para atender y ofrecer mejoras de las condiciones de habitabilidad, tanto de viviendas individualizadas, como de edificios de vecinos, o incluso de zonas de núcleos de infravivienda o de barrios y centros históricos degradados.para la intervención.

Dentro de todos los programas que ejecuta la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Vivienda, para cumplir con este mandato constitucional se encuentra el de ‘Adecuación Funcional Básica’, que es uno de los prioritarios por el beneficio que supone para las personas que lo reciben. De hecho, en el año 2008 se concedieron ayudas para mejorar 1.279 viviendas, lo que ha supuesto una inversión, por parte de la Junta de Andalucía, de 1.900.000 euros. En lo que va de año se han aprobado ayudas para otras 624 familias, lo que supone una inversión de 873.000 euros.

El objeto de este programa es la concesión de subvenciones destinadas a sufragar el coste de las obras y, en su caso, de la asistencia técnica necesaria, para la adaptación o adecuación funcional y/o mejora de seguridad de algunos elementos de la vivienda habitual y permanente de personas mayores o personas con discapacidad y movilidad reducida.

Así, mediante este programa se podrán realizar mejoras de la seguridad y adaptación de la instalación eléctrica a la normativa vigente y a las necesidades funcionales de la persona solicitante; instalación de alumbrado conmutado en el dormitorio u otro espacio de la vivienda que así lo requiera para su utilización por la persona solicitante; mejora de la seguridad y adecuación de la instalación de gas a la normativa vigente y a las necesidades funcionales de la persona solicitante, así como la dotación de elementos de fácil y segura manipulación; adecuación del ancho de puerta, así como la eliminación de otras barreras arquitectónicas. (por ejemplo rampas) y colocación de pasamanos en pasillos.

Quizás la mayoría de los beneficiarios de este programa dedican la ayuda a arreglar los cuartos de baño, adaptándolos a sus necesidades mediante la instalación de suelo antideslizante, instalación de apoyos y asideros, y adecuación de los sanitarios y grifería (es muy común la sustitución de bañera por ducha).

Cualesquiera otras obras y elementos de similar naturaleza que contribuyan a la eficaz adecuación de la vivienda a las necesidades de la persona solicitante.

La Junta de Andalucía subvenciona el 70% del coste de las obras hasta un presupuesto máximo de 2.000 euros, incluidos los impuestos y tasas municipales (aunque las obras podrán superar esta cantidad). Si la reforma lo requiere y en el caso de que fuera preceptiva la intervención de un profesional cualificado, la Junta de Andalucía también pagará el 70% de sus honorarios siempre con un presupuesto máximo de 600 euros.

Se concede la subvención a titulares de la Tarjeta Andalucía-Junta sesentaycinco o a aquellas personas que tengan reconocido un grado de minusvalía igual o superior al 40% y movilidad reducida. Asimismo, los ingresos de la unidad familiar de la persona solicitante no pueden superar 2,5 veces el Indicador-Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

Una vez concedida la subvención, el solicitante puede comenzar las obras y cuando finalice los trabajos, en un plazo no superior a quince días, o en el plazo de seis meses desde el abono efectivo de la subvención, la persona beneficiaria deberá presentar ante la Delegación Provincial de la Consejería en Almería la factura completa y detallada acreditativa de la efectiva ejecución de los trabajos, -ajustándose a lo solicitado-.


Fuente: teleprensa.es


No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar