Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

5 de agosto de 2009

Canarias - Ayudas de 600 a 12.000 euros

El Gobierno regional de las Islas Canarias aprobó ayer el decreto que regula las indemnizaciones para viviendas y empresas derruidas.

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó ayer el decreto de ayudas y medidas urgentes para reparar los daños producidos por el incendio que ha azotado parte del sur de la isla de La Palma. El decreto regula diferentes tipos de ayudas en función de la titularidad de la vivienda y gravedad de los daños que haya causado el fuego.

En ese sentido, se prevé, por un lado, una modalidad de indemnización para aquellas personas que hayan visto totalmente destruida su vivienda; en este caso, se otorgará al propietario hasta un máximo de 8.500 euros por familia que se dirigen a paliar las necesidades más "básicas y perentorias" y, por otro, hasta el 50 por ciento del coste de la reparación, siempre que la vivienda sea de uso habitual. Para aquellas residencias de uso no habitual, se destinarán unas ayudas de hasta 12.000 euros.

Otra de las medidas de emergencia consiste en proveer a esas familias con una cantidad de hasta 600 euros mensuales para el alquiler de una nueva vivienda hasta un plazo máximo de dos años. Este período podrá ser prorrogable en el caso de que la destrucción haya sido total, o si se hubiera tenido que proceder a la demolición por el estado en el que se encontraba la residencia.

En el caso de que los habitantes de la vivienda no hubieran sido propietarios sino arrendatarios, se les abonará la diferencia que exista entre el alquiler de la vivienda siniestrada y el nuevo, hasta un máximo de 24 meses.

Daños parciales. Si la vivienda hubiera sido destruida parcialmente, las familias se beneficiarían con una cantidad máxima de 8.600 euros para su rehabilitación, pero en el caso de que se tratara de elementos comunes, la Comunidad de Propietarios sería la receptora de esa cantidad.

Para aquellos propietarios, arrendatarios o usufructuarios que se vieran en la obligación de desalojar el inmueble, aunque no hubiera sido totalmente destruido, se les concedería un apoyo económico para el alquiler de una nueva casa, similar a la perjudicada, durante un período máximo de un año.

Este plazo podrá ser ampliado mientras el beneficiario lo solicite, tras la acreditación de la imposibilidad de habitabilidad. Para aquéllos que hayan sufrido daños en sus vehículos, se les destinará una ayuda de hasta 6.000 euros.

Cabe destacar que el total de las ayudas nunca excederá el valor total de los bienes dañados, según señaló el viceconsejero de comunicación del Gobierno de Canarias, Martín Marrero. Además, éstas siempre se concederán a partir de un informe realizado a través de la Consejería de Bienestar Social.

Asimismo, estas ayudas de carácter excepcional serán compatibles con los subsidios que se reciban de otras Administraciones públicas.

Otro tipo de ayudas. El Gobierno regional aprobó además, otras ayudas destinadas a paliar daños en producciones y material del sector agrario, ya sean explotaciones ganaderas o agrícolas. En esa línea, se destinarán subsidios por aquellos animales que estén asegurados, o que se encontraban en proceso de aseguramiento en el momento de la catástrofe.

Serán indemnizados además, los daños en las producciones ganaderas y agrícolas para las que, en las fechas del incendio, no se hubiera iniciado el período de contratación de un seguro, pero que lo hubiesen abonado en la campaña anterior.

Para el resto de producciones del sector primario que dispusieran de una póliza en vigor amparada por el sistema de seguros agrarios combinados, se les subsidiarán los daños que no cubra este sistema. También se abonarán ayudas destinadas incluso a la alimentación de los animales cuando se hayan visto perjudicadas áreas de aprovechamiento ganadero.

En el sector turístico, se beneficiarán las empresas y profesionales de explotaciones turísticas, hosteleras y de restauración que cuenten con menos de 50 trabajadores, así como los titulares de las explotaciones afectadas por el desalojo de los establecimientos a causa de los incendios.

Habrá indemnización también para las empresas que cuenten con 49 o menos trabajadores que hayan sufrido daños en los inmuebles, maquinaria, vehículos, mobiliario, instalaciones y mercancía.

Con respecto al sector público, el Gobierno de Canarias financiará el 25 por ciento de las obras insulares y el 45 por ciento de las municipales afectadas.

El decreto recoge también planes para la restauración medioambiental, la prevención de incendios y la lucha contra la erosión en la reparación de los perjuicios producidos por el incendio. La novedad que este decreto presenta frente al resto es que colaborarán trabajadores sociales de los ayuntamientos afectados y del Cabildo de La Palma, para agilizar los trámites de las indemnizaciones.



Fuente: laopinion.es

No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar