Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

2 de enero de 2009

8.000 familias reciben ayudas de hasta 590 € al mes por cuidar de parientes discapacitados

El servicio, incluido en la Ley de Dependencia, sólo se aprueba en casos excepcionales.

Cerca de 8.000 discapacitados, la gran mayoría ancianos, pueden seguir viviendo en sus casas gracias a la asistencia de sus familiares, que además cobran una ayuda pública por este servicio. Se trata de una de las subvenciones contempladas en la Ley de Dependencia, que en 2009 encara su prueba de fuego respecto a dos cuestiones básicas: el cambio en la financiación y el notable aumento de personas que pueden optar al sistema de prestaciones.

La ayuda recibe el nombre de cuidados familiares, lo que permite que la persona beneficiada sea atendida en un entorno familiar, evitando o posponiendo el ingreso en una residencia especializada. En la Comunitat hay exactamente 7.648 personas en esta situación, el 78% mayores que sufren algún tipo de discapacidad y el resto, personas con movilidad reducida. Las ayudas que reciben los familiares que se hacen cargo del dependiente varían en función de la valoración que se le realiza, aunque fuentes de la Conselleria de Bienestar Social señalan que oscilan entre los 320 y los 590 euros mensuales.

Para acogerse a este sistema de atención, preferido por muchos de los discapacitados, es necesario que se autorice tras la valoración que se realiza a la persona una vez presentada la solicitud para acogerse a las ayudas de la Ley. Aunque se trata de una prestación que contempla la normativa, este servicio se ofrece en la Comunitat desde 1996 a través del programa de atención domiciliaria a persona mayores.

Fuentes del departamento de Juan Cotino explicaron que tras la entrada en vigor de la Ley en abril de 2007 se decidió mantener la ayudas a las familias que ya se beneficiaban de ella, independientemente de que cumplieran los requisitos para acogerse a la nueva normativa.

A partir de ahora es necesario que este recurso se incluya en el Plan de Atención Individualizada (PIA), que es el documento final que recoge las ayudas que debe recibir un dependiente una vez finalizan todos los pasos administrativos.

Otro de los requisitos es que se disponga de una vivienda con buenas condiciones de habitabilidad, así como que exista un familiar dispuesto a hacerse cargo, que es quien recibe la contraprestación económica.

Aunque la Ley de Dependencia contempla este recurso, establece que debe ser excepcional. Es decir, sólo se puede optar por los cuidados en el entorno familiar cuando no exista la posibilidad de recibir otra ayuda, como por ejemplo, que no hayan plazas en residencias especializadas. Hay que tener en cuenta que entre los objetivos de la ley está potenciar las infraestructuras para la atención de dependientes, sobre todo en aquellas comunidades donde existe un déficit de plazas. Sin embargo, a la hora de realizar el PIA, que debe ser negociado con el beneficiario, el cuidado familiar suele ser una opción muy solicitada, en el sentido de que garantiza una mayor independencia al beneficiado.

"Se pretende que la persona que tiene a su cuidado a un mayor dependiente pueda prestar todos los servicios necesarios para conseguir una digna calidad de vida, y remediar una situación de necesidad que afecta a su autonomía, favoreciendo su integración social", en palabras del secretario autonómico de Autonomía Personal, Joaquín Martínez.

Los datos con los que trabaja el Imserso (Instituto de Mayores y Servicios Sociales), dependiente del Ministerio de Política Social, establecen que a través de la ley existen 3.489 personas en la Comunitat que se benefician actualmente de este servicio, por lo que el resto hasta llegar a las 7.600 ya recibían la ayuda antes de la llegada de la norma. Estas cifras evidencian la preferencia de los discapacitados por los cuidados dentro del entorno familiar siempre que no sea necesaria una asistencia profesional, y además, son muy parecidos en todas las comunidades autónomas.

Exactamente, el 14,7% de las ayudas otorgadas por la ley en la Comunitat se basan en esta prestación. A nivel estatal, suponen el 25,8% del total de subvenciones concedidas, según los últimos datos actualizados a 1 de diciembre del año pasado.

Fuente: lasprovincias

No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar