Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

5 de diciembre de 2008

Riesgo de las compras a plazos y el Sobreendeudamiento

España es uno de los países que peores hábitos tiene respecto del pago a plazo, es por esto que resulta fundamental advertir del riesgo de las compras a plazos.

El pago a plazos es una mecánica que lleva en el mercado varias décadas, es una de las maneras más cómodas de comprar un artículo que se encuentra fuera del poder adquisitivo del cliente y que mediante el uso de esta herramienta puede permitirse su compra en cómodos pagos mensuales.

En Europa es una práctica muy habitual, de acuerdo a un estudio sobre los hábitos de pago en países europeos se extrae que el plazo de pago más común en los países nórdicos es inferior a 30 días; los plazos de 60 ó 90 días son para España, Portugal, Italia y Francia. Los datos que revelan el comportamiento de los usuarios de este tipo de pago es aún más interesante pues se afirma que los españoles y portugueses son los clientes menos fiables y morosos al momento de pagar.

Estos datos son reveladores, indican que el riesgo de pagar a plazos es mucho más alto en España que en otros países, por lo tanto resulta fundamental advertir a las personas del riesgo de comprar de esta manera.

Cuando el pago en plazos comenzó a popularizarse este se reservaba para los artículos más caros, como coches, vehículos para la construcción, sin embargo hoy en día casi cualquier artículo puede pagarse en plazos; cabe mencionar que estos son siempre más caros, los intereses repercuten de manera positiva para el vendedor.

Gracias a las facilidades que otorgan los vendedores en general, ahora cualquier persona puede acceder a un artículo muy caro que en condiciones de pago normales, no podría adquirir. Esto fácilmente puede crear un círculo de consumismo que conlleva al sobreendeudamiento; es decir que sin estar preparados económicamente se puede caer en un círculo de compras compulsivas muy peligroso.

Cuando se deja de lado la parte objetiva y lógica al momento de comprar algo se corre el riesgo más alto de la compra a plazos, mismo que se puede evitar planificando las compras en el tiempo de una forma adecuada al nivel de ingresos y no al nivel de crédito.

Sobreendeudamiento

El alto riesgo del sobreendeudamiento en la sociedad actual es alarmante, es necesario conocer las consecuencias más graves y las maneras de evitar esta incómoda situación.

Las personas que se ven atrapadas en un círculo de consumo adictivo corren altos riesgos de sobreendeudarse y perder el patrimonio que hayan dejado como prenda, o bien sufrir embargos de nómina.

El sobreendeudamiento es cuando una persona gasta más de lo que puede pagar, esto sucede mayormente mediante el uso irresponsable de tarjetas de crédito y mediante la solicitud de préstamos destinados a satisfacer motivos de ocio, viaje y personales, sin que estos se usen para algo realmente necesario.

Las consecuencias que esto trae consigo pueden ser devastadoras para la economía del deudor, se corre el riesgo de perder el patrimonio y parte de su nómina hasta que la cuenta pendiente quede saldada, esto si el acreedor inicia un proceso judicial para forzar el pago del crédito. El veredicto muchas veces es el embargo, la situación se agrava cuando lo que se embarga es la vivienda única del deudor, sus ahorros, el vehículo o su nómina. Lo único que el deudor tiene derecho de conservar son los bienes que la ley considera inembargables como mobiliario, alimentos, ropa y una parte del salario.

Cuando una situación de este tipo se presenta resulta urgente averiguar las vías legales posibles para frenar el avance y empeoramiento del problema. Las empresas que son deudoras pueden recurrir a un procedimiento ante el juez, sin embargo cuando la situación la padece un deudor al que le han embargado todos sus bienes, la situación puede agravarse si una vez hecho esto, la cuenta aún no queda saldada.

Debido a que estos problemas son de difícil solución, y dependen enteramente de cada situación en particular, la mejor opción es siempre la información. Conocer las terribles consecuencias del sobreendeudamiento, ayuda a las personas a reflexionar sobre el tema y a evitar caer en él.

Otra de las maneras de evitar esta incómoda situación es conocer la capacidad de endeudamiento, para estos efectos en Internet hay disponibles herramientas de cálculo que permiten hacer una aproximación; se espera que esta herramienta ayude a las personas a impedir estas situaciones

No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar