Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

15 de noviembre de 2008

Trabajar por horas en epoca de Crisis

Es una opción laboral que crece en épocas de crisis pero conviene formalizar un contrato para evitar situaciones de riesgo.

El camarero que trabaja las noches del viernes y el sábado, personas que se dedican a la limpieza del hogar, azafatas de congresos, estudiantes que trabajan de canguros para sacar unos euros... Los expertos auguran que, en épocas de crisis como la actual, las actividades que se realizan por horas van en aumento. Este tipo de trabajo es una opción laboral más, aunque frecuentemente se realiza sin contrato; sin embargo, hay que tener presente la importancia de suscribir uno para evitar situaciones de riesgo.

Para tiempos de crisis

El perfil del trabajador por horas es muy variado: desde quien necesita un ingreso extra hasta quien se gana así la vida.

El perfil del trabajador por horas es muy variado, y puede ir desde la persona que dispone de poco tiempo y necesita algún ingreso extra, hasta quien no tiene otra forma de ganarse la vida.

Unos y otros trabajan por horas; sin embargo, no todos disponen de los mismos derechos. Un contrato de trabajo "se entiende celebrado a tiempo parcial cuando se haya acordado la prestación de servicios durante un número de horas al día, a la semana, al mes o al año, inferior a la jornada de trabajo de un trabajador a tiempo completo", según señala el artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores. Este trabajo por horas -o a tiempo parcial- puede realizarse tanto de forma continuada como partida. ¿Cuáles son sus principales características?

Es un contrato que debe formalizarse por escrito, haciendo constar en él el número de horas ordinarias de trabajo contratadas (al día, a la semana, al mes o al año), así como la distribución de las mismas, según señala Ángel Martín, abogado de uno de los más importantes sindicatos españoles. Y si no se cumplen dichas exigencias, se presumirá que el contrato se ha celebrado a jornada completa. Esta presunción es muy importante -en opinión de otro letrado, Carlos de Amos García- y debe ser conocida por todos los trabajadores: aunque no haya contrato por escrito, existe relación laboral, la cual se presumirá a tiempo completo y con carácter indefinido, por lo que el trabajador que no tenga contrato podrá exigir todos y cada uno de los derechos de que gozan quienes lo tienen.

En cuanto a su duración, ésta puede ser indefinida o temporal. La indefinida no plantea problemas. Sin embargo, la temporal puede adoptar varias modalidades: por obra o servicio, eventual por circunstancias de la producción, interinidad o por sustitución de trabajador en jubilación parcial. En estos casos, hay que cerciorarse de que la causa consignada en el contrato y por la que la empresa recurre a dicha modalidad temporal, existe y puede acreditarse. De lo contrario sería un contrato celebrado en fraude de ley, y se presumirá indefinido.

Si se suscribe un contrato a tiempo parcial no se puede trabajar horas extras. Lo que sí se pueden hacer son horas complementarias, siempre y cuando se hayan pactado previamente. Se consideran horas complementarias aquéllas que el trabajador realiza por encima de la jornada pactada en su contrato a tiempo parcial. Es decir, si se tiene una jornada parcial de 30 horas semanales y se realizan 32, esas dos horas serán complementarias, y deberán retribuirse y cotizarse. Estas horas adicionales a las ordinarias tienen un régimen jurídico minucioso regulado en el artículo 12 del Estatuto de los Trabajadores.


Desventajas sociales

Los trabajadores a tiempo parcial tienen los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo, entre los que se incluyen descansos, vacaciones, permisos, prestaciones, periodo de prueba, preavisos, indemnizaciones.. . No están comprendidos los que por su naturaleza se computan de forma proporcional a la jornada, principalmente aquellos derechos de contenido económico.

Con respecto a las vacaciones de un trabajador por horas, se combinan dos derechos: el derecho al descanso y a que éste sea retribuido. Si se ha trabajado todo el año corresponde el mismo periodo de vacaciones estipulado para todos los trabajadores (normalmente de 30 días naturales), pero la retribución será la que se perciba por la realización de una jornada parcial.

Los trabajadores a tiempo parcial tienen los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo.

Los contratos por horas tienen, además, un efecto relevante en cuanto a la protección social: la acreditación de días cotizados se determina de forma proporcional a las horas trabajadas. Así, para acceder a las prestaciones de maternidad, incapacidad temporal y permanente (derivadas de contingencias comunes y no por accidente de trabajo o enfermedad profesional en las que no se exige cotización previa), jubilación, y las de muerte y supervivencia se computan exclusivamente las cotizaciones efectuadas en función de las horas trabajadas, calculando su equivalencia en días teóricos de cotización. Estos días determinan los periodos mínimos de cotización y el número de años cotizados a efectos de fijar el derecho a la prestación, así como la cuantía que corresponda.

No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar