Ayudas Familiares, Subvenciones, Prestaciones, Subsidios, Desempleo, Paro, Buscar Trabajo, Ayudas a los hijos, Ayuda Familiar, Colegios, Becas, Mujer, Vivienda, Hipotecas, Alquiler, Inem, Sepe,Seguridad Social.



Buscar tipo de ayuda ó temas relacionado

19 de septiembre de 2008

Fraude en el acceso de ayudas al cole

Las ayudas que el Ministerio de Educación y las consejerías autonómicas conceden a las familias para hacer frente a la “vuelta al cole”, se están convirtiendo en un nuevo foco de fraude. Ésta es la denuncia que realizan los Técnicos de Hacienda integrados en Gestha, que consideran ineficaz que para el acceso a las mismas se emplee la declaración de la Renta para medir el nivel real de ingresos de las familias que optan a este tipo de ayudas.

La compra de los libros de texto, el comedor, el uniforme, la matrícula o el pago del transporte escolar llevan un gasto por familia comprendido entre 223 y 1640 euros, un desembolso que en plena crisis puede suponer un serio quebranto para las economías domésticas, que ven en el cheque escolar un alivio para hacer frente a la cuesta de septiembre.

Criterios selectivos
Junto a la proximidad al domicilio del centro, la discapacidad o pertenecer a una familia numerosa, la valoración de la renta anual familiar se está convirtiendo en uno de los criterios más utilizados para la concesión de este tipo de ayudas.

Sin embargo, Gestha advierte que el IRPF no constituye un “indicador real” ni un "instrumento fiable" de la capacidad económica de la familia para generar derecho a una ayuda pública. La polémica está servida, ya que en su quehacer diario se da la paradoja de que los empresarios y autónomos cuentan con más facilidades para percibir estas prestaciones. De hecho declaran la mitad de ingresos que los asalariados cuyas ganancias vienen enteramente recogidos en la nómina. Mientras que los trabajadores por cuenta ajena, que además se encuentran bajo la lupa de Hacienda, cuentan con una media anual de ingresos por declarante de 19.773 euros, los profesionales y empresarios, que en teoría deberían tener ingresos superiores, declaran 9.856 euros. Esta disparidad de cifras no hace más que generar un agravio comparativo contra los asalariados, al tiempo que los autónomos y empresarios pueden acceder con mucha mayor facilidad a este tipo de ayudas familiares.

Lucha contra el fraude
Los técnicos consideran que esto no es más que la consecuencia de las carencias que existen en la lucha contra el fraude de este grupo de trabajadores.

El férreo control que se tiene sobre las nóminas no hace más que dejar mayor margen a la posibilidad de fraude por parte de profesionales y empresarios, mientras que se reduce a la mínima expresión la ocultación de rentas por parte de los asalariados.

Esta realidad no hace más que confirmar los resultados de la última encuesta de Opiniones y actitudes fiscales de los españoles, elaborada por el Instituto de Estudios Fiscales, organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, que pone de relieve la idea generalizada de que el fraude fiscal es una práctica generalizada entre empresarios y profesionales, como consecuencia de los menores controles tributarios a los que se ven sometidos, frente a las inspecciones a que se ven sometidos la mayor parte de los asalariad

Fuente: Gaceta.es

No hay comentarios:

Lo más leído en Ayuda Familiar